Skip to Content

Aeropuerto Juan N. Álvarez

El aeropuerto internacional de Acapulco es conocido como Aeropuerto Juan N. Álvarez (o por las tres letras del código aeroportuario: ACA). Se localiza al sureste de la ciudad, en el Boulevard de las Naciones s/n Col. Plan de los Amates, C.P. 39931.

El pequeño y alegre aeropuerto se ubica entre la Laguna de Tres Palos y el océano Pacífico. De esta forma, ofrece un escenario precioso para aquellos que despegan y aterrizan. El aeropuerto cuenta con tiendas duty free (exentas del pago de impuestos), restaurantes, quioscos de revistas, una sala de espera VIP, centro de negocios y, lo más importante, un cajero y una casa de cambio. Ahí puede convertir inmediatamente su dinero en pesos mexicanos, si lo desea. (También los dólares estadounidenses son fáciles de gastar en Acapulco, pues son aceptados en la mayoría de los lugares). Justo afuera de las aduanas, también se encuentran los mostradores de renta de autos. Uno de los defectos del aeropuerto es que no tiene asientos suficientes en las áreas de venta de boletos y llegadas.

Algunas líneas aéreas estadounidenses operan directamente vuelos hacia Acapulco: Continental (que sale de los centros neurálgicos de Houston y Newark) y American Airlines (que vuela desde Dallas y Chicago). La mayoría de los demás pasajeros internacionales deben llegar primero a la ciudad de México y pasar por las aduanas antes de abordar una aerolínea mexicana (Aeroméxico, Mexicana o Aviacsa) hacia Acapulco. En el caso de las llegadas directas, es fácil saturar al escaso personal aeroportuario de Acapulco, así que los pasajeros internacionales tendrían que esperar un rato llevando a cabo los procesos
de inmigración y aduanas durante los períodos de alta afluencia.

El trayecto del aeropuerto al corazón de Acapulco es de unos 20 minutes (26 kilómetros) o hasta media hora si hay mucho tránsito. El transporte del aeropuerto a su hotel normalmente cuesta 30.00 dólares (US) por vehículo, en un auto grande o una mini-van. NO son 30.00 dólares (US) por persona, por si alguien trata de cobrar así. Aunque un recorrido normal de taxi al aeropuerto, debería costar la mitad, no hay forma de evitar estas elevadas tarifas de transporte. No se permite que los taxis de la ciudad recojan a los viajantes en el aeropuerto, así que tienen que regresar sin pasaje a la ciudad. Usted se encontrará tan lejos del tránsito citadino que no podrá encontrar en los alrededores ningún taxi, aunque camine por la calle principal.

Boletín informativo Real Acapulco