Skip to Content

Puerto Marqués, la otra bahía de Acapulco

Su voto: Ninguno Promedio: 7.5 (4 votos)

Puerto Marqués es uno de los lugares favoritos de muchos acapulqueños y la mayoría de los que se relajan en la arena son lugareños. Tiene la atmósfera informal y desenfadada de un pequeño complejo turístico junto al mar, sin lugares o tiendas que se aprovechen de los turistas. Está rodeado por la belleza natural y el desarrollo que se puede ver no es molesto. Por las mañanas, las playas se llenan de solteros, parejas y familias, ya entrada la tarde, cuando la marea comienza a subir en la bahía, rápidamente disminuye la actividad. Puerto Marqués encuentra la quietud conforme se aproxima el anochecer.

Puerto Marques Acapulco

Puerto Marqués tiene cinco aspectos que lo distinguen: Primero, su exuberante vegetación, rodeada de montañas. Le da la sensación de que acaba de dar un paso hacia la naturaleza más pura. En segundo lugar, la Carretera Escénica, que conduce a Puerto Marqués desde Acapulco mismo, le ofrece diversos miradores. Puede ver tanto la Zona Dorada como Puerto Marqués desde esos puntos privilegiados. En tercer lugar, el agua es tranquila y adecuada para nadar. Si no puede nadar, rente una llanta. Disfrutará mucho dejándose llevar por la suave marea. En cuarto lugar, puede encontrar magníficos pescados y mariscos en Puerto Marqués, y tendrá su mesa justo frente al mar, tan cerca de la orilla que conforme la marea vaya subiendo a lo largo del día, realmente se le mojarán los pies. Finalmente, Puerto Marqués es especial porque sigue siendo como el “Acapulco real y verdadero”. La población es sencilla. Le da una idea de cómo solían vivir los lugareños antes del desarrollo de los bienes raíces. Es hermoso. No es complicado ni lujoso, pero está más cerca del paraíso que cualquier otro lugar que haya sido arreglado para atraer los dólares y los pesos de los turistas.

Es fácil llegar a Puerto Marqués: Tome un autobús urbano (que diga “Pto. Marqués” en el parabrisas). Le llevará justo a su destino. Si se baja al principio, tendrá la oportunidad de dar un placentero paseo por el poblado y tal vez de comprarse un coco, del que podrá beber el líquido y comerse la pulpa con chile.

Regresar de Puerto Marqués a Acapulco es un poco más complicado si no sabe exactamente a dónde va. Llame un taxi o simplemente regrese caminando por el poblado hacia la carretera. Cualquier autobús que vaya hacia Acapulco le funcionará. Si se dirige hacia el Acapulco tradicional, es posible que tenga que tomar un segundo autobús que vaya a Caleta. Todos los autobuses de Puerto Marqués tienen su terminal en “Hornos” (por la Comercial Mexicana).

Si quiere pasar la noche en Puerto Marqués, existen varios hoteles pequeños y sencillos sobre la playa. Por supuesto, también es una opción el lujoso Hotel Camino Real. Se ubica en el extremo opuesto de la playa pública de la bahía, en un fraccionamiento verdaderamente hermoso y con admisión controlada que provocaría la envidia hasta de los ricos y famosos.

Ubicación
Javascript is required to view this map.

Boletín informativo Real Acapulco